Pistes ski au printemps : choisir les bonnes tenues WEDZE

Primavera en las pistas: elige la ropa adecuada

(5)

Increíble pero cierto: ¡la primavera también es la temporada de esquí! La nieve es buena, los días son más largos y las temperaturas más benignas. Y, para adaptarte de la mejor manera posible a este ambiente más suave, te serán de gran utilidad nuestros consejos sobre las prendas ideales.


Evitar el efecto sauna: las 3 capas.

Para evitar el efecto «sauna» de la ropa de esquí, ya te hablamos anteriormente del sistema de las tres capas): una primera capa "segunda piel", transpirable, una segunda capa que aporta calor y que también es transpirable, y una tercera capa impermeable y transpirable para protegerte de las condiciones exteriores. Estas tres capas son el sistema ideal para vestirte cuando vas a esquiar, tanto en primavera como en verano, por la calidez que aportan y para evitar sentirte como si estuvieras en una sauna en el primer descenso.


Esquí de primavera: Una ropa más ligera.

Temperaturas más benignas no quiere decir calor, así que no olvides que en primavera también hay que abrigarse. Las mañanas siguen siendo frescas, pero las tardes pueden ser relativamente suaves, por lo que tendrás que encontrar el equilibrio para sentirte cómodo durante toda la jornada.

 

El consejo más sencillo: conserva un sistema de tres capas, pero con materiales más ligeros.

 

Tanto las primeras como las segundas capas están disponibles en distintos grosores o materiales, que pueden ser más o menos cálidos. En cuanto a la tercera capa, cambia el plumón o la chaqueta forrada por una chaqueta sencilla, sin forro, que te proteja del viento de altura o de los chubascos, que son frecuentes en esta época del año.

 

Los guantes también tienen que ser más finos y menos cálidos para esta temporada, y puedes prescindir del forro del casco y de las orejeras. De este modo, ganarás mucho en comodidad y podrás disfrutar de estas magníficas jornadas de esquí primaveral.

 

El truco de Wed'ze

¡Abre las aireaciones! En cuanto las temperaturas empiecen a subir, no dudes en aprovechar las aberturas del pantalón, de la chaqueta e incluso del casco para aportar frescor y que te ayuden a evacuar la humedad.

 


UUn último consejo, y muy importante: en primavera, en la montaña, ¡cuidado con el sol! Con una buena crema de protección total en el bolsillo y sobre todo en la cara, estarás listo para bajar por las pistas y disfrutar del magnífico panorama desde las terrazas. ¿Estás preparado para ponerte las botas de esquí?

 

Pauline MARTIN (ES)
Dialog leader
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
HAUT DE PAGE