Faire découvrir le ski aux enfants WEDZE

Lograr que los niños descubran el esquí o el snowboard

(3)

¿Sueñas con que tus hijos descubran los placeres de la nieve este invierno? Es una buenísima idea y, por ello, Antoine, monitor de esquí y responsable de las pruebas de Wed'ze, te desvela sus trucos para que inicies a tus pequeños campeones en los placeres del deslizamiento.

 

 

 

Esquiar es una pasión que me gusta compartir. Cada invierno dedico un tiempo a enseñar, por el placer de transmitir mi pasión y por la alegría de ver a pequeños y mayores disfrutando en las pistas.

Es cierto que enseñar a los más pequeños a deslizarse puede parecer complicado, ¡pero bastan unas lecciones para conseguirlo! El diploma de monitor de esquí y nuestra experiencia nos permiten enseñar a esquiar y a practicar snowboard desde la más tierna edad.

 

Un aprendizaje para cada edad

Finalidad : hacer que deslizarse sea un juego, para que tus pequeños campeones aprendan mientras se divierten.

 

- A partir de los 3 años: aprendizaje del material.

¿Tus hijos caminan? Ya puedes ponerlos sobre los esquís. Para ello, llévalos a un club de esquí para niños y mételos en el grupo de los principiantes. Se familiarizarán con el material. Aprenderán a desplazarse con las botas y después con los esquís en los pies, caminando y dando media vuelta, en superficies planas.

 

- A los 4/5 años: detenerse y controlar la velocidad.

Los niños empiezan a deslizarse por pendientes muy suaves. Ha llegado el momento de las cuñas y de los primeros giros. Aprenderán a descender controlando la velocidad, para poder detenerse. Como futuros campeones que son, empezarán a subir la pendiente por una cinta transportadora o con una cuerda mecánica.

 

- A los 5/6 años: giros y esquís paralelos.

Cuando ya se desenvuelven como auténticos esquiadores en ciernes, pueden usar los telesquís para aprender a realizar grandes giros. Es el momento ideal para que cojas la cámara de fotos e inmortalices esos momentos mágicos.

 

Los esquís empiezan a estar paralelos y tus hijos no tardarán en seguirte. Prepárate para los grandes momentos...

 

Muy pronto viviréis bonitas jornadas de esquí en familia, llenas de felicidad y diversión.

 

Mis consejos de "esquí en familia y buen humor".

 

Aquí tienes algunos consejos para disfrutar al máximo de estos momentos intensos:

 

Autonomía

Tus jóvenes esquiadores, cuando ya sean autónomos en las pistas, estarán orgullosos de mostrarte lo que son capaces de hacer. Podrán progresar con confianza y sacar al campeón que llevan dentro.

 

Adaptación

Si adaptas los itinerarios, evitarás los accesos de miedo y progresarán más deprisa.

 

Esquí divertido

¿Te gusta el esquí porque te divierte? ¡A ellos también! Los caminos y los bordes de la pista son tus terrenos de juego, y se convertirán muy pronto en los suyos.

 

Seguridad

¿Sabías que los más pequeños no tienen la misma noción del peligro que tú? Eres tú quien debe mantenerse atento en las pistas y guiarlos. Para mayor seguridad: colócate delante de ellos e impón una trayectoria, porque por sí mismos irán en línea recta.

 

Respeto

Como ocurre en la carretera, las pistas tienen sus reglas de conducta: la prioridad es del esquiador que está más abajo; mira bien antes de ponerte en marcha cuando estás parado y controla siempre la velocidad. Unas buenas prácticas que tus pequeños campeones pronto controlarán...

 

Tómate un tiempo para hacer pausas

Chocolate caliente, crepes, paisaje... todas las excusas son buenas para dejar que las piernas de tus futuros campeones, y las tuyas, descansen un poco.

 

Las pistas nevadas, las carcajadas y el chocolate caliente son vuestros: divertíos al máximo y... ¡disfrutad esquiando!

Antoine Bouvier (ES)
Responsable de pruebas de Wed'ze y monitor de esquí
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
HAUT DE PAGE