WEDZE Choisir le snowboard de vos enfants

Elegir bien la tabla de snowboard de los niños

(9)

¿Tu hijo sueña con aprender snowboard? Actualmente hay material adaptado a su altura y a su nivel. Pero, ¿cómo se elige la tabla adecuada para un futuro rider? ¡Descubre todos nuestros consejos!

¿Qué tamaño de tabla de snowboard hay que elegir para un niño?

Para elegir la longitud de la tabla de snowboard de tu hijo, debes tener en cuenta un criterio básico: su altura. Una tabla pequeña le permitirá manejarla bien. Así que se sentirá más seguro, practicará más y progresará más rápidamente. Una tabla más grande será más complicada de manejar.

Sí, pero… ¡tu pequeño campeón crece 6 cm de media al año! Y seguramente no te apetecerá acumular una colección de tablas en casa…

Así que la solución más adecuada es optar por una tabla que sea de 15 cm a 20 cm más pequeña que él. De este modo, podrá conservarla durante varias temporadas. Además, existen tablas con dos posiciones de fijaciones. Así que si tu hijo ha crecido mucho, solo tienes que elegir una separación mayor entre las fijaciones.

 

Truco

¿No tienes una cinta métrica a mano? Coloca la tabla a su lado: tiene que llegarle más o menos entre el cuello y la nariz.

Twin tip y rocker, el dúo ganador de las tablas de snowboard infantiles

«Twin tip», ¿te suena? En los últimos años se ha convertido en un valor seguro para las tablas de snowboard de los niños. Se trata de una tabla que es simétrica delante y detrás. Así que permite deslizarse igual de fácil hacia delante que en «switch» (hacia atrás). ¡Con la Twin tip, tu pequeño rider se sentirá muy a gusto en los dos sentidos!

El «rocker» por su parte se refiere a una tabla con los dos lados levantados a partir de las fijaciones. Esto permite limitar los errores de cantos (¡y por lo tanto las caídas) en las partes planas de las pistas, facilitando los giros.

Si combinas estas dos tecnologías al elegir la tabla de tu hijo, le facilitarás mucho la vida... ¡y el aprendizaje!

 

 

Algunos trucos para elegir unas botas de snowboard infantiles

Las botas de snowboard son grandes y un poco rígidas, ¡es normal! Pero debido a ello, no siempre es fácil saber si hemos elegido la talla correcta... Hay dos trucos de profesional que te ayudarán:

  • Si quitas el botín de la bota, podrás tocar los dedos del niño y comprobar si queda espacio libre o no.
  • Si la bota no tiene un botín interior, quita la plantilla y pon el pie del niño encima. Deben quedar de 10 a 15 mm entre el dedo gordo y la punta de la plantilla.

¿Lo sabías?

Ese pequeño espacio de 10 a 15 mm tiene su importancia. El aire es un aislante térmico, así que garantiza que tu hijo mantenga los pies calientes. Por ello, se recomienda la misma técnica para elegir los guantes.

Para ajustar las botas, evita el nudo clásico, ya que es demasiado complicado para los niños. Es mejor escoger un ajuste rápido.

¡Y eso es todo! Añade un casco al conjunto, e incluso una protección dorsal, recuérdale a tu pequeño snowboarder las normas de conducta básicas de las pistas, ¡y ya lo tendrá todo para disfrutar de la nieve en polvo!

Philippe TIERCIN (ES)
Jefe de producto
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
HAUT DE PAGE